Primer aniversario o cómo empezar a escribir sobre Japón

Publicado por

Pocos nombres me parecen más sugerentes y bellos que el de «Lejano Oriente». Si, encima, lo precedemos del determinante, el Lejano Oriente se me antoja el súmmum de lo exótico, un mundo desconocido, distante y (dejándome ya arrastrar por mi imaginación, alimentada en este caso más que nunca por la literatura y el cine) secreto, lleno de misterios que no pueden sino ser la firme promesa de experiencias incomparables.

Hoy, cuando se cumple un año de mi primer (y, con toda seguridad, no último) viaje a Japón, puedo decir que todo lo anterior me quedó demostrado con creces. Para celebrar este primer aniversario, he pensado que bien podría hacer algo más que montarme una cenita de sushi y así, quizá, ayude a algún viajero indeciso a conocer un poco el país del sol naciente.

Llegada al aeropuerto de Narita
Llegada al aeropuerto de Narita

El aeropuerto más cercano a Tokio es el de Narita, una ciudad dormitorio para muchos profesionales que recorren en tren los 66km (aproximadamente 1,5h de trayecto) que la separan de la capital y un lugar agradable, a salvo de aglomeraciones, para los que no necesitan hacerlo.

800px-Yoneya-sohonten,Narita-city,Japan
Establecimientos dedicados a la restauración

IMG_3077

IMG_3084
Típicas viviendas japonesas
Futones aireándose en los balcones, una imagen muy usual
Futones aireándose en los balcones, una imagen muy usual
IMG_3086
Tienda de comestibles tradicional
IMG_3081
Especias y otros productos de la cocina japonesa en un puesto callejero tradicional
Templo budista Narita-san
Templo budista Narita-san
Narita-san
Narita-san
Pagoda del templo Narita-san
Pagoda del templo Narita-san

IMG_3071

IMG_3079
«Que la paz reine en la Tierra»

IMG_3078

A mí Narita me sirvió para amortiguar el choque cultural que este país me produjo, el mayor que haya experimentado hasta la fecha, y que me demostró sin ningún género de dudas que Japón es otro mundo. Hice bien en decidir pasar ahí esa noche y la siguiente porque, además de descansar tras más de veinte horas de viaje y darle tiempo a mi organismo para que se adaptara al nuevo horario (hay una diferencia de +7 horas respecto a España), pude familiarizarme un poco con la que iba a ser mi realidad durante el próximo mes y medio.

La luz del día entra ya a las 5am
Amanece muy temprano en esta época del año, aquí eran las 5 de la mañana
IMG_3065
Veinte minutos más tarde ya es pleno día

Al fin y al cabo, estaba en la tierra de los samuráis, las geishas, del manga y el zen, la patria del karaoke, del tren bala, de Kurosawa y Murakami. Esa noche no pegué ojo por la emoción.

*

2 comentarios

  1. Ah!!! Com ens va agradar Japó! Quin país, mare meva.
    Acabem de descobrir el teu blog i no ens hem pogut resistir a llegir posts començant pel «Lejano Oriente». Ens sembla fantàstic, molt ben explicat i amb unes fotos precioses.

    Salut i bons viatges!
    Manel i Cristina

    Me gusta

    1. Aix, què reguapos sou, Manel i Cristina! Gràcies, gràcies, gràcies. Tant de bo seguiu «sense resistir-vos» a llegir entrades (del Japó en tinc un munt de pendents: Tòquio, Nara, Hiroshima, Miyajima, Kioto… -no sé pas quan acabaré!). Us ho agraeixo molt! Ens seguim i sigueu molt benvinguts! Ah, i sí, mare meva, el Japó és FASCINANT!!!! No puc pensar més que en tornar!

      Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s