Proyecto fotográfico de la A a la Z (2ª ed.): Con la C de Calle

420027_2874101545953_1089984366_n

Me dio por ir a Letonia en el vuelo inaugural Barcelona – Riga un mes de marzo de hace unos años. El frío era intenso pero agradable, de esos que te llenan de energía en lugar de atenazarte. No había ni un solo turista y los locales mostraban claros signos de no estar habituados a los extranjeros, sobre todo en las zonas rurales en que llegaban a esconderse en cuanto me veían.

Curiosamente, la mayor ciudad de los estados bálticos, el mayor centro cultural, educativo, político, financiero, comercial e industrial de la región, la capital con un centro histórico Patrimonio de la Humanidad por sus numerosos edificios art nouveau y considerada la París del este por su gran atractivo turístico, a mí se me quedó fijada en la mente a través de esta foto.

Iba hacia el centro histórico riguense (confieso que había pasado la mañana buscando el hotel en el que se hospedó el inspector Kurt Wallander después de que uno de sus casos le trajera a Riga [Los perros de Riga, del escritor sueco Henning Mankell, tristemente desaparecido hace un año]), cuando me llamó la atención una bocacalle. Los colores pastel de las casas y el pavimento adoquinado me encantaron, pero al entrar en ella aun fue mejor. Toda Letonia estaba cubierta de nieve; sin embargo, en esta calle solo quedaban unos montoncitos en los márgenes y por fin podía caminar sin resbalar y romperme la crisma. El equilibrio de colores, las líneas limpias, las farolas, los carteles de hierro forjado anunciando negocios… Una feliz manera de introducirme en el corazón de la ciudad.

Y tú, ¿conoces los estados bálticos?, ¿te gusta Mankell?, ¿fotografías calles o guardas un recuerdo especial de alguna? Me encanta saber de ti. ¡Escríbeme!

 

*


Podéis ver el álbum de fotos de mis compañeras correspondiente al tema del mes aquí.

10 comentarios

  1. Sueño con viajar lejos mientras disfruto de lugares cercanos. Paisajes urbanos o naturales pueblan mi blog, aunque ninguno de los estados bálticos.
    ¿El señor Mankell? Aun no ha entrado en mi casa, pero lo anoto para cuando termine de leer a Jardiel Poncela.
    Por eso me gusta visitar tu blog. Me muestras caminos muy diferentes a los que transito.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s