Proyecto fotográfico de la A a la Z (2ª ed.): Con la G de Gato

Publicado por

IMG_7193

Decía Vincent Andrés Estellés que «quien va a un lugar a verlo y vuelve sin haber vivido o sufrido determinados momentos de especial intensidad humana, tiene, del lugar, un recuerdo banal, de tarjeta postal». Y quien dice intensidad humana dice fuerza animal porque ellos -los animales- son también de un sitio y, por lo tanto, se conducen de distinta manera según el lugar al que pertenecen.

Así, los perros atenienses, sometidos a temperaturas agobiantes en pleno verano se pasan el día estirados medio muertos por los rincones más sombreados de la capital griega. Los letones, sin embargo, ni siquiera reparan en los transeúntes, van a la suya, supongo que buscando refugio o algo que comer.

Con los gatos sucede algo parecido. Mientras los gatos palestinos, por ejemplo, son desconfiados y poco dados al contacto con humanos, los griegos (que, por cierto, suelen ser blanquísimos) son tremendamente cariñosos y salen en tu busca nada más intuirte.

Los gatos de la pequeña Torcello, en plena laguna veneciana, son especiales; tanto que incluso tienen leyenda propia y, como personajes ilustres de la isla, son tratados y cuidados de acuerdo a su rango. Ved si no su morada equipada con todo el cariño del mundo.

 

*


Podéis ver el álbum de fotos de mis compañeras correspondiente a la palabra del mes aquí.

 

4 comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s