La Libertad también habla japonés: De Tokio a Osaka (serie “Las damas de la libertad: las estatuas de Miss Liberty alrededor del mundo”)

Publicado por

Visitar la Isla de la Libertad y ver, por fin, la magnífica estatua de Bartholdi fue para mí un hito importante en mi vida viajera. Durante años —desde siempre, de hecho— había sido un imprescindible, un fijo en mi lista de imperdibles, así que estar ahí fue muy, muy emocionante.Quizá fruto de esa emoción, de la impresión que me causó ver a Miss Liberty en vivo y en directo, me he convertido en una «buscadora de libertades», en una suerte de cazarrecompensas cuyo pago es la satisfacción de ver cómo la idea de la libertad por encima de todo sigue siendo una razón por la que luchar.

Con esta idea, pues, abro esta nueva sección dedicada a la «búsqueda y captura» de las estatuas de la libertad que se alzan, majestuosas, por el mundo.

De todos es sabido que los japoneses se pirran por traer lo mejor del mundo a Japón y adaptarlo luego a sus gustos y necesidades. La Estatua de la Libertad no podía ser una excepción —como tampoco lo ha sido la Torre Eiffel (de la que tienen una «copia» en rojo llamada Tokyo Tower)— y, en Tokio, en la bahía de Odaiba, encontramos una Miss Liberty dominando la vista de esta isla artificial tan espectacular.

IMG_8643

IMG_8659
El Rainbow Bridge, los barcos iluminados al caer la noche, y la Tokyo Tower al fondo (de color rojo)

La Estatua de la Libertad tokiota está situada junto al mar, justo enfrente del edificio Aqua City, un gran centro comercial con cines, restaurantes y, por supuesto, tiendas. Desde su pedestal, Miss Liberty forma una postal perfecta con el Rainbow Bridge de fondo (o puente del arcoíris, el nombre que decidió darle la gente ante sus cambios de color; oficialmente se llama «Shuto Expressway No. 11 Daiba Route – Port of Tokyo Connector Bridge») y los barcos de turistas que avanzan plácidamente por la bahía.

img01
La Estatua de la Libertad de Odaiba y el centro comercial Aqua City

En 1998, como parte de la conmemoración de las relaciones entre Francia y Japón, se trajo la Estatua de la Libertad de la Île aux Cygnes (Isla de los Cisnes) de París hasta Odaiba con la idea de que se quedara un año (de abril de 1998 a mayo de 1999). Sin embargo, pasado este tiempo y por aclamación popular, se colocó una réplica en el mismo lugar de forma permanente en el año 2000. Desde entonces, se ha convertido en el símbolo indiscutible de la bahía de la metrópolis.

IMG_8653

La Libertad tokiota mide aproximadamente 12,25 metros de altura (sin contar el pedestal) y pesa alrededor de 9 toneladas.

IMG_8670

IMG_8657

IMG_8691

Llegué a Odaiba a plena luz del día y me quedé hasta que oscureció del todo para ir viendo los cambios en el paisaje y en Miss Liberty. Verdaderamente bonito; no me extraña que sea una de las mejores vistas de Tokio.


Cómo llegar:

→ Con el yurikamome, el tren elevado sin conductor, bajando en Daiba Station

→ Aprovecha para explorar otras paradas; en todas hay algo interesante (salvo las dos últimas, que son zonas industriales)


 

La réplica de Tokio no es, sin embargo, la única existente en tierras niponas. Durante mi estancia de dos meses y medio en Japón, alcancé a ver una segunda en Osaka. En la lista quedan como pendientes la de Oirase, en la Prefectura de Aomori, donde los Estados Unidos tienen una base, y los restos de la pobre de Ishinomaki, en la Prefectura de Miyagi, que quedó muy afectada tras el terremoto y el tsunami de Tōhoku de 2011.

La ciudad de Osaka es especial en muchos sentidos. Me pareció mucho más desinhibida, gamberra, exagerada y ruidosa que el resto de Japón, y cada uno de sus barrios y distritos encierra muchas subculturas.

Amerika-mura (pueblo americano, en japonés) representa, quizás, el barrio más hípster de Osaka [lee más en esta entrada]. Aquí encuentras multitud de tiendas de segunda mano fantásticas, vinilos de todo tipo, camisetas retro, etc.

El aspecto del barrio en general, su arquitectura y disposición, se dice que recuerda la zona del midtown de Manhattan. Y, claro, en un lugar así no podía faltar una réplica de la Estatua de la Libertad, aunque sea de pequeñas dimensiones como esta.

11020971255_f9cf0e7274_b

P1130647

Situada en lo alto de un edificio comercial, puede no parecer muy impresionante; sin embargo, se ha convertido en el icono indiscutible de Amerika-mura. Como siempre, Miss Liberty deja huella allá por donde va 🙂

 


Esta serie sigue en construcción. Viaja por el mundo de la mano de Miss Liberty en estas entradas:

Primera parada: Nueva York y la Isla de Ellis

Viaje a Japón y las dos libertades niponas

Una Libertad en La Rioja

La Miss Liberty del Empordà

El origen de todo

Una Libertad en el corazón de Barcelona

 

 

*

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s